¿Alegría o aflicción?

La aflicción hace referencia a un profundo sentimiento de tristeza, pena, dolor o sufrimiento, y muchas situaciones adversas de la vida aportan a sentirnos de esa manera, tales como problemas familiares, matrimoniales, económicos, espirituales, etc. Y esto hace que los días se vuelvan pesados y difíciles de sobrellevar.

No obstante es inevitable sentir dolor o tristeza en un momento dado, pero si se puede evitar vivir el día a día derrotado.

Proverbios 15:15 dice: “Todos los días del afligido son difíciles; mas el de corazón contento tiene un banquete continuo.”

Mantener el corazón contento a pesar de las aflicciones no es fácil porque es una batalla entre el ver una luz en medio de la tormenta o solo ver la obscuridad de los problemas. Además como dice el Proverbio que el corazón contento trae alegría continua, eso nos ayudará a ver soluciones y la vida desde otra perspectiva.

¿Cómo podremos lograr el contentamiento? Siendo agradecidos, porque el corazón agradecido siempre verá el favor antes que el obstáculo, la gracia antes que la disciplina, la abundancia en vez de la escasez, la fe antes que el miedo, a Dios Todopoderoso y misericordioso.

Si hoy despertaste con un corazón afligido y ves la vida de manera muy negativa, necesitas confiarle a Dios tus problemas y preocupaciones, agradece de corazón todo lo que tienes tanto lo bueno y lo malo, y a cambio recibirás su paz y gozo para que sigas adelante.

¡Decide que tus días sean de alegría continua junto a Dios!

No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa. Isaías 41:10 (NTV)

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Deja un comentario