Cuando te caes y te toca volver a levantarte

La diferencia entre el éxito y el fracaso casi siempre es la habilidad de levantarse una vez más que el número de tus caídas. ¡Pilas con eso!

Moisés pudo haberse dado por vencido con facilidad. Él tuvo una niñez interrumpida y vivió con una familia de crianza. Tenía un temperamento fuerte, una lengua tartamuda y un historial criminal, cuando Dios lo llamó, al final aceptó. No importa que pasas o quien creas que eres, sino quien eres para Dios.

Josué había visto la Tierra Prometida y luego fue forzado a deambular por el desierto durante cuarenta años con cobardes que no creyeron, como él creía, que podrían conquistar a sus enemigos y poseer la tierra.

Pudo haberse entregado al desánimo, pero él estaba dispuesto a seguir cuando Dios dijera que siguieran. No se dio por vencido.

Pedro discípulo de Jesús tuvo un momento difícil haciendo transición de pescador a pescador de hombres. Se hundió mientras trataba caminar sobre el agua, fue fuertemente reprendido por Jesús por tratar de decirle a él lo que debía hacer y negó conocer a Jesús en esa hora cuando necesitan más de él, pudo haberse visto a sí mismo como un fracasado sin esperanzas. Pero cuando la oportunidad vino, para predicar el Evangelio ante miles él respondió. No huyó se atrevió.

No importa lo que hayas hecho, qué error hayas cometido, tú no eres un fracaso hasta que no te hayas caído y rendido. Si paso eso es porque tu no quieres confiar en quien ya te escogió antes de la fundación del mundo.

Proverbios 24:16
Porque el justo cae siete veces; y vuelve a levantarse.

Bendiciones en este día.

#siyocambiotodocambia

Lytho Alcívar para Cristianos Fm


Visita www.lytho-alcivar.com en donde encontrarás recursos, herramientas, artículos y material para poder empezar a ser diferente. También puedes adquirir “El partido de tu vida” y productos de la colección está disponible en lythoalcivar.com y en librerías cristianas.

Deja un comentario